El placer como musa

Foto de Nicole Fahey

AddToAny

El placer como musa

Ene 2022

Tanto es el impacto positivo de la belleza artística en el bienestar biológico, que algunos médicos recetan visitar el museo.

 

¿Sabías que el arte se utiliza como medida terapéutica?

Decía David Lynch, que “el arte no cambia nada, el arte te cambia a ti”. Esta oda a las bondades que brinda el arte para que cada espectador encuentre su bienestar, encuentra dos vertientes. La propia voluntad del artista en el concepto de su obra, o la interpretación de aquel que la disfruta. 

Varios estudios de neuroestética, demuestran que el impacto de la belleza artística es altamente positivo en el bienestar biológico. Imagina ir al médico, y en vez de obtener una receta sobre un medicamento impronunciable, recibir una entrada para el Museo del Prado. Suena descabellado, pero esto es algo que ya se está practicando entre un grupo de médicos de Toronto, que forman parte de un programa en colaboración con el Museo Real de Ontario. 

El arte como terapia

Y es que tener una experiencia estética como observar una obra de arte o escuchar música, tiene beneficios terapéuticos. Estos aumentan exponencialmente si somos nosotros los que participamos activamente en el proceso, y somos los que dibujamos, tallamos una pieza de cerámica o nos lanzamos a cantar un temazo. Todos estos estímulos reducen el estrés, mejoran la memoria y fomentan la empatía. Además, cuando hacemos actividades relacionadas con el arte, varios estudios han demostrado que los centros de placer de nuestro cerebro se iluminan. Esto es debido a la liberación de serotonina que producen este tipo de actividades, la hormona de la felicidad. Es por eso que desde hace unos años, esta disciplina se ha empezado a poner en práctica y a adoptar su propio concepto: arteterapia.

Arteterapia en España

Y si bien es cierto que en España, la arteterapia como instrumento para el bienestar es algo relativamente nuevo, en otros países como EEUU, Holanda o Gran Bretaña, lleva años practicándose con el respaldo de sus ministerios de salud 

Aquí tenemos la Asociación Española de Arteterapia, que bajo su definición, es una profesión basada en las aplicaciones psicoterapéuticas del proceso artístico y en la importancia de la relación entre persona usuaria y arteterapeuta. Utiliza esencialmente los medios propios de las artes visuales para promover cambios significativos y duraderos en las personas, potenciando su desarrollo y evolución.

Shanina Dionna

Y aunque esta práctica es extensible a nivel amateur, algunos artistas han canalizado su obra a través de la psicología, para encontrar su bienestar y su voz. Es el caso de Shanina Dionna, quien a través de sus pinturas a todo color narra sus experiencias como mujer negra, millenial, y heterodoxa. Shanina, además, estudia terapia de artes expresivas y lucha por la integración del arte en el tratamiento para el cambio social. El arte como herramienta de cambio con una base fundamentada en el placer y el bienestar de la sociedad.

Danza Movimiento Terapia

Además de la pintura o la escultura, la disciplina también es extensible a otras expresiones artísticas como la danza. La danza movimiento terapia aparece como una disciplina que se beneficia de estos movimientos para mejorar la salud.

Heidrun Panhofer es la creadora del Máster en Danza Movimiento Terapia que imparte la Universidad Autónoma de Barcelona, y como decía en un medio nacional, no hace falta ser un profesional para obtener beneficios: “Todos nos movemos. En estas sesiones, el terapeuta acompaña a los pacientes en la creación de una historia coreográfica personal que se configura a base de movimientos espontáneos e inconscientes. Todos estos son una expresión del mundo interior de la persona ,y que muestran las formas que tiene el individuo de ser y relacionarse con el entorno”, asegura. 

Pintura, danza o escultura, las disciplinas artísticas son en muchas ocasiones motor de lo placentero, de nuestro auténtico bienestar. ¿Se te ocurre una inspiración mejor para iniciarte en alguna de las artes que el simple hecho de sentirte bien?