AddToAny

La acupuntura: orígenes de esta antigua técnica medicinal

Ago 2021
- Paula Martíns, Editora

Tratar determinadas partes del cuerpo con agujas para restablecer sus funciones es una técnica milenaria china que en 2010 logró el prestigio de la UNESCO. Esta es su historia.

 

Una técnica patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

Es una de las terapias más elementales de China y su historia guarda tras de sí, no solo un origen curioso, sino también un aval de resultados medicinales exquisitos. La expansión de esta medicina tradicional ha ido extendiéndose por los continentes hasta llegar a eirgirse como una técnica aprobada por grandes organizaciones. Ahora, también, son muchos los centros especializados en acupuntura que ofrecen sus servicios en las ciudades para tratar diferentes dolencias físicas, pero también emocionales.

origen de la acupuntura
origen de la acupuntura

 

 

Datar con una fecha exacta una de las técnicas medicinales más antiguas de la historia no es tarea fácil. Son muchas las teorías que circulan en torno al origen de la acupuntura, pero lo que sí es evidente es el lugar sobre el que asentó sus bases.El primer país en hacer mención a esta técnica fue China. Se dice que fue un sirviente de un emperador el que curó una dolencia al mismo tras varias revisiones sin eficacia de distintos médicos. Pero lo cierto es que los primeros documentos que fechan esta técnica datan de muchos siglos antes de ser descubierto como lo que conocemos a día de hoy.

La primera referencia escrita data del año 100 a.C., pero es sabido que en su origen, este nombre, designaba a una técnica que empleaba piedras y huesos largos afilados para tratar las dolencias y malestares sobre puntos concretos del cuerpo. Su técnica se transmitía mediante instrucción verbal mediante demostraciones que enseñaban maestros o miembros de una familia a sus discípulos y predecesores de generación en generación.

En el año 200 a.C., el emperador Huan ti recogió en el libro ‘Huan ti nei ching’ un texto médico que se coronó como la fuente principal de la doctrina fundamental para la medicina tradicional china desde hace más de dos milenios. En este libro, el emperador compila 81 ensayos, 18 volúmenes de escritos médicos creados en el siglo II que relatan, entre otras muchas técnicas, la de la acupuntura. También fue famoso el trabajo de Pien Chue, uno de los médicos más famosos de la época que, tras emplear entre sus tratamientos la acupuntura y la mexoterapia, logró despertar a un príncipe de un estado de coma en el siglo IV.

Otro terapeuta que incluyó la acupuntura entre sus tratamientos fue Bien Chioe, que en el mismo siglo de Pien Chue, escribió en su obra Nan Ching diferentes conocimientos sobre los efectos de la acupuntura en el tratamiento de enfermedades.

Todos estos profesionales de la medicina se interesaron en esta técnica relacionando su puesta en escena con la determinación de los canales energéticos corporales, que vieron que su trayectoria coincidía con la presentación de los dolores o molestias de los pacientes. Fue así como comenzó el interés por investigar en profundidad la acupuntura y el origen de su desarrollo y evolución a lo largo de la historia.

De la tradición a la enseñanza

No llegó a Europa hasta el siglo VI, pero avanzó en el continente tímidamente hasta lograr su extensión plena en el siglo XVII cuando los misioneros franceses comenzaron a usarla como conducto y, los homeópatas y los médicos naturalistas ya la incluían entre sus tratamientos auxiliares complementarios. No fue en cambio hasta el año 2010 cuando pudo, por fin, gozar de prestigio y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (UNESCO) la declaró patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Esta organización dictaminó la relevancia de la acupuntura y la moxibustión recalcando su demanda como modalidades de la medicina tradicional de China que no solo están ampliamente extendidas en este país, sino también en Asia Sudoriental, Europa y América y ya se imparte incluso en centros universitarios.

Así fue como este procedimiento terapéutico milenario coronó su teoría de que el cuerpo humano es una unión de canales que, mediante una estimulación física de un profesional, que inserta agujas en ciertos puntos de la piel, estimulan las funciones de autorregulación del organismo. A día de hoy, la acupuntura no solo se encuentra en centros especializados si no que son una gran cantidad de profesionales los que distribuyen sus clínicas privadas en las ciudades ofreciendo estos servicios de sanación para curar, desde dolencias o molestias, hasta trastornos compulsivos, dependencias o cansancio.