AddToAny

Ejercicio antes o después de comer: ¿cuándo debo hacerlo?

Jun 2021
- Paula Martíns, Editora

El deporte y la alimentación siempre han estado directamente relacionados. Descubre aquí el tiempo que debes esperar para entrenar después de comer.

El tiempo de digestión puede aumentar o reducir tu rendimiento deportivo.

Si eres deportista novel, acabas de iniciarte en un deporte o incluso si eres de los que lleva años entrenando a diario pero sin ningún tipo de asesoriamiento, es probable que te haya surgido una duda: ¿cuándo debo entrenar? ¿antes o después de hacer deporte? La respuesta importa. Debes conocer el tiempo que debe pasar para que comiences tu entrenamiento ya que el horario en el que hagas tu ingesta puede ser tan beneficioso como perjudicial para tu práctica deportiva (y consecuentemente para tu salud).  Las horas que debes esperar para comer después de realizarlo puede mejorar tu rendimiento, pero también todo lo contrario: puede hacerte sentir mal y restar la energía de tu cuerpo.

Cuando entrenar y cuando comer
Cuando entrenar y cuando comer

 

Entrenar es un placer, pero hacerlo conscientemente lo es incluso más. Cualquier práctica deportiva requiere conocer con profundidad los requisitos que te garantizan su efectividad sobre tu cuerpo. Los beneficios son inmensos y la descarga de adrenalina es tan grande que la sensación posterior es casi sinónimo de serotonina. ¿Entrenas con frecuencia? Puede que lo hagas porque estés buscando bajar de peso, fortalecer tus músculos, tratar alguna zona de tu cuerpo que requiere mayor resistencia o solamente que entrenes por placer y por sentirte bien. Pero debes saber que antes de planificar tus entrenamientos y tu rutina de ejercicio físico, existen unas pautas a seguir para poder hacerlo de la manera más eficaz posible y conseguir los resultados deseados. Y....Sí, como siempre, una de las pautas fundamentales para tener en cuenta es la alimentación. No solo seguir una dieta acorde con la cantidad y el tipo de ejercicio que vayas a realizar, sino también tener en cuenta los horarios en los que vas a ingerir la comida antes y después de entrenar.

¿Cuánto tiempo debe pasar entre la comida y el entrenamiento?

Si alguna vez te has subido a la elíptica antes de comer, seguro que has notado esa sensación de malestar tan característica que se produce en tu estómago cuando tienes hambre. Es posible que solamente puedas planificar tu entrenamiento en determinados horarios y que no tengas otra opción que ir al gimnasio antes de desayunar, de comer o de cenar. Si es así, lo mejor será que comas alguna porción de algún alimento rico en carbohidratos, como los plátanos, que te aportarán incluso más energía para tu entrenamiento.

 Existe una probabilidad mayor de que tu cuerpo, en lugar de entrenar, te pida dormir 

Por lo general, si hablamos de comidas más fuertes o grandes, te recomendamos que, si has comido recientemente, esperes una o dos horas -según la cantidad- para poder digerir bien la comida antes de elevar tu frecuencia cardíaca con el entrenamiento. De este modo tu cuerpo podrá digerir los alimentos y conseguir un flujo sanguíneo mayor en tu estómago, necesario para darlo todo durante la actividad física.

¿Qué sucede si no te das ese tiempo de reposo antes de entrenar? De la misma manera que si estás cansado, necesitas dormir, tu cuerpo necesita reposar. Si no le das esa tregua y decides hacer ejercicio justo después de comer, la mayor parte de su energía se desplazará hacia tus músculos y, por tanto, tu cuerpo se concentrará tanto en este proceso que la digestión de la comida pasará a un segundo plano y no se realizará. Esto suele pasar sobre todo en comidas más abundantes. Cuando decides darte un homenaje comiendo, existe una probabilidad mayor de que tu cuerpo, en lugar de entrenar, te pida dormir y por lo tanto, aunque evites tumbarte en la cama, tu rendimiento será mucho más lento y tedioso.

El rendimiento deportivo ayuda a liberar endorfinas

Si quieres que tu rendimiento sea lo más óptimo posible, deberás tener en cuenta todos estos factores. Puedes consultar a un nutricionista tus dudas sobre los alimentos más adecuados para seguir una rutina de entrenamiento o simplemente controlar la cantidad y la frecuencia de su ingesta. 

Además, debes saber que practicar deporte ayuda a liberar endorfinas. Has oído mucho hablar de ellas, pero, ¿sabes lo que son? Las endorfinas son un neuroquímico que se origina en la glándula pituitaria y que responde al estrés y al dolor. Actúan de analgésicos perfectos contra el malestar y te ayudan a aumentar tu efusividad e incluso tu euforia.

Por este motivo, si consigues realizar tus ejercicios con el rendimiento adecuado y consigues aprovechar tu entrenamiento al máximo, te sentirás mucho mejor y notarás, enseguida, cambios en tu estado de ánimo. Eso sí, te avisamos: necesitas, al menos, una hora de entrenamiento intenso para comenzar a liberar las endorfinas de tu cuerpo. Así que comienza a entrenar también tus rutinas alimentarias, coge aire y adelante: practica el bienestar. El deporte será tu aliado para conseguirlo.

 

 

 

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.  

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.