AddToAny

Guía para sorprender a tu pareja con un masaje

Jul 2021
- Paula Martíns, Editora

Quién diga que no le gusta un buen masaje, miente. Relaja el cuerpo, libera la tensión de los músculos y resulta muy placentero. 

 

Guía para dar un masaje

Prepara un masaje: paso a paso

¿Estás pensando en sorprender a tu pareja con un masaje pero no sabes cómo? El miedo a no saber hacerlo es uno de los factores por los que las personas no se animan a ofrecérselo a su pareja. Pero tranquilo: lo cierto es que si el ambiente acompaña, por mucho que la técnica no sea la misma que la de un profesional, un masaje siempre resulta una actividad perfecta para disfrutar de un momento íntimo de relajación y desconexión profunda. 

Tras una larga jornada de trabajo, una cena romántica, por su cumpleaños o simplemente porque te apetece tener un detalle que no se espere. 

El masaje es siempre una buena opción. Si no te atreves a hacerlo tú mismo, puedes contratar uno de nuestros servicios de profesionales que acudan al domicilio que desees y escoger entre un masaje individual o de pareja, pero si te apetece ser tú mismo el encargado de realizar el masaje, adelante, tan solo tienes que seguir unos pasos para que todo salga perfecto.

Crea un ambiente romántico

Las diferencias entre el trabajo de un masajista y el de un fisioterapeuta son amplias. Para realizar un masaje sin fines médicos, deberás crear el entorno perfecto que estimule la relajación. Puedes apagar las luces y encender velas aromáticas, usar un humidificador con aromas, caldear el ambiente subiendo la calefacción y, por supuesto, teniendo todo preparado antes de que tu pareja entre en la sala en la que se va a ofrecer el masaje. Simula una sala de masajes: si no tienes camilla especializada, apuesta por dos sábanas sobre la cama, dobla enrollada una toalla y ten todo preparado para su llegada.

Ten preparado un aperitivo

Antes o después de realizar el masaje puedes amenizar la velada con un aperitivo. Prepara sobre una bandeja un vino acompañado de algo de picar para que la experiencia sea lo más completa posible. También puedes pedir o cocinar una receta para poner el broche final al momento y conseguir que sea incluso más especial.

Apaga todos los dispositivos tecnológicos

La atmósfera debe ser lo más tranquila y relajada posible. Los teléfonos, ordenadores o cualquier dispositivo electrónico que se encuentre en la habitación deberán estar en silencio. Solamente se aconseja tener una radio o el aparato que consideres para darle al play y escuchar melodías ambientales. Puedes apostar por sonidos de la naturaleza o, como alternativa por una atención más personalizada y reproducir una de sus bandas de música preferidas. Escoge, eso sí, artistas que se adecúen al estilo calmado que requiere la situación.

Los aceites y las cremas: tus aliados

Para una experiencia sensorial mayor, puedes emplear aceites corporales que, además de permitir mayor facilidad para deslizar tus manos sobre su cuerpo, despierte su sentido del olfato y respire, en perfecta sintonía con el masaje, un olor agradable. Puedes escoger aceite de almendras dulce, de jojoba o de coco y también complementarlo con gotas de lavanda, menta, sándalo o bergamota. ¡Le encantará!

El broche final

Si no has preparado ninguna cena o tienes pensado cocinarla después del masaje, puedes dejar todo listo en el baño para que tu pareja disfrute de un baño relajante de evasión. Añade bombas de jabón efervescente para crear espuma, coloca las toallas en su sitio, ambienta el baño con luz tenue y dale al play a la música.

Alternativas perfectas

¿Sigues sin estar seguro de ser capaz de darle un masaje? No te preocupes porque en We Will te ofrecemos profesionales que acuden a tu domicilio para que podáis disfrutar del servicio sin salir de casa y no necesitéis preparar absolutamente nada. Puedes consultar en nuestros servicios todos los que están a tu disposición. 

Si en cambio prefieres salir de casa, los baños árabes son una de las opciones preferidas para los planes románticos. En la mayoría de los establecimientos que se encuentran en las ciudades, los baños árabes ofrecen packs que, además de la sauna y las diferentes piscinas de agua natural, permiten a sus clientes disfrutar de masajes turcos.

Si todavía no estás convencido, un spa o una caja de experiencias siempre son un acierto. Tan solo tienes que escoger cuál se adapta mejor a vuestros gustos y necesidades.