AddToAny

8 consejos definitivos para prepararse una maratón

Jun 2021
- Paula Martíns, Editora

Tener un plan de trabajo y de entrenamiento previo es fundamental si estás pensando en apuntarte a una carrera. Libera endorfinas, mejora la autoestima y te llena de satisfacción, pero no es tan fácil como parece.

 

 

Consejos para correr una maratón

Toma nota de esta guía que te ayuda a preparar tu cuerpo y llegar a la meta.

La eterna relación amor-odio entre el momento de entreno previo y estiramientos posteriores es una causa y efecto tan adictiva como atractiva para los amantes del deporte. Si no estás acostumbrado a correr con frecuencia y más aún, si has decidido inscribirte en una competición para demostrar que no tienes límites, primero necesitarás un proceso de adaptación al running que prepare tu condición física para cuando llegue el momento. Te mostramos a continuación algunos consejos que debes tener en cuenta antes de situarte en el punto de salida. Te aseguramos que merecerá la pena, pero primero, toma nota.

Dedica tiempo y no tengas prisa

Respira, piensa, organiza. Establece tu objetivo a corto plazo, pero no de inmediato. Los mejores resultados se obtienen tras haber seguido un proceso progresivo previo. No necesitarás más de tres semanas de preparación, pero debes adaptar los ritmos a tu condición física para poder alcanzar el objetivo marcado. Marca tres días en tu agenda para salir a correr durante una o dos horas y responde siempre a las necesidades de tu cuerpo, no te exijas en exceso. Ya lo sabes: lo bueno se hace esperar.

Empieza con baja intensidad

De menos a más. Encuentra tu comodidad. Puedes entrenar desde una o dos horas por día, pero no te preocupes por el tiempo. Establece unas marcas y periodos de  entrenamiento que mejor se adapten a ti. Nadie se conoce mejor que tú mismo. Comienza despacio y progresivamente aumenta velocidad o intensidad sin llegar a forzar tu cuerpo, pero no te rindas ni te quedes atrás. Cuídate y para evitar daños en tus músculos corre a un ritmo uniforme y no realices cambios bruscos. Tú puedes. 

Duerme bien

Dormir bien y sin preocupaciones. Eso es bienestar. Para apuntarse a una maratón, además, necesitas descansar para llenarte de energía. Dormir bien es fundamental tanto para tus condiciones físicas como emocionales. Necesitas tener la mente despejada, sentirte bien contigo mismo, evitar el sueño durante el día y que el contexto sea el más favorable para tu motivación. Piensa en la satisfacción post-carrera. 

Mejor acompañado

Hablar, reír, competir. Correr acompañado es una manera de estimular el ejercicio. Te guste más o menos, el running en compañía se hace más llevadero. Podrás descansar con ellos, hablar de motivaciones, establecer metas con tus compañeros y realizar diferentes actividades estimulantes que te animen cada día a dejar la pereza atrás, salir a la calle y correr.

Aprovecha las nuevas tecnologías

Los tiempos han cambiado y ahora entrenar es mucho más sencillo si se emplean aparatos tecnológicos. Existen infinidad de gadgets en el mercado: música, electroestimuladores, smartwatches, pulseras de actividad y hasta gorros de running con música bluetooth que te protegen del frío. Usa la tecnología como aliada y busca aparatos que te animen en tus horas de ejercicio y que controlen tus marcas. Monitoriza tus entrenamientos, mide tu velocidad y comprueba constantemente tu progreso. Sabemos que puedes hacerlo. ¿Te animas?Tienes el poder de ponerte en forma, solo tienes que dar el paso.

Encuentra la ropa adecuada

Uno de los principales problemas que dificultan un buen entrenamiento para prepararse para una maratón es la falta de ropa adecuada y adaptada a este deporte. Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio con frecuencia, seguro que sueles apostar por coger la primera ropa de deporte que encuentras en tu armario y, sin saberlo, estás perjudicando a tu ejercicio.  Como lo lees. Cada modalidad deportiva requiere también piezas adaptadas a su actividad. Visita tiendas especializadas, déjate aconsejar por los expertos y, sobre todo, presta especial atención al calzado. Necesitas definir tu pisada y tu estilo para poder sentirte cómodo y evitar dolores usuales que aparecen en la planta del pie.

Cuida tu dieta

Lo sabes: tu cuerpo necesita cuidarse. Si bien en tu día a día debes alimentarte de forma saludable, más aún durante el proceso de preparación para una maratón. Tan importante es estar preparado antes como después por lo que deberás estar constantemente bien hidratado e ingerir hidratos de carbono al terminar tus entrenamientos para lograr una recuperación óptima.  Si es una carrera larga y dura, intenta ingerir bebidas isotónicas cada cinco kilómetros, pero, ¡ojo! sin abusar de ellas. No bebas nunca más de tres. Siente la energía en tu interior y déjate llevar por ella.

Trabaja todo el cuerpo

Ponte en forma. En tus entrenamientos de running incorpora también otras actividades que ejerciten tu cuerpo y lo preparen para la maratón. El cardio es importante, pero necesitas resistencia y fuerza. Haz carreras a ritmos suaves y ve aumentando intensidad según pasen los días. Trota, trabaja los abdominales, los lumbares y no te olvides nunca del calentamiento ni del estiramiento posterior. 

 

 

 

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.  

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.