AddToAny

¿Puede un masaje mejorar tu rendimiento deportivo?

Jul 2021
- Paula Martíns, Editora

Desde los principiantes hasta la élite deportiva: todos lo realizan. Esta técnica ancestral es esencial en todas las etapas previas y posteriores al ejercicio físico.

 

Los masajes, aliados de tus entrenamientos

Máximo rendimiento, mejor acondicionamiento físico, menor probabilidad de sufrir lesiones, o una recuperación mucho más rápida. Si eres deportista sabrás que al realizar ejercicio, tanto de rendimiento como de competición, la probabilidad de que los músculos se tensen o sufran alguna alteración es alta. Para ayudar a disminuir los efectos del deporte o incluso a prevenirlos, los masajes deportivos son tratamientos ideales.

¿Puede un masaje mejorar tu rendimiento deportivo?
¿Puede un masaje mejorar tu rendimiento deportivo?

 

Masajes relajantes, CBD o masajes deportivos. Cada tipología de masaje se realiza persiguiendo un objetivo diferente. Si algunos, como el relajante, buscan la calma absoluta, otros en cambio se realizan con para lograr otros propósitos, como los masajes deportivos. Un masaje deportivo, que es una técnica mucho más especializada y adaptada a tu cuerpo según el deporte que practiques, guarda diferencias, tanto en tratamiento como en función, con el resto de masajes. ¿Sabes el por qué?

Historia del masaje deportivo

El masaje deportivo se remonta al año 2000 a.c. como técnica terapéutica, pero fue en la antigua Grecia cuando se alzó en fama al utilizarse en la preparación de los atletas olímpicos. Incluso también los gladiadores romanos confiaban en esta técnica. Su efectividad ha sido tan eficaz que la evolución del masaje deportivo no ha dejado de crecer en especialidades y métodos hasta posicionarse también a día de hoy una de las técnicas terapéuticas más empleadas Desde los principiantes hasta la élite deportiva: todos lo realizan. Y no es para menos. Un masaje deportivo manipula tu cuerpo de manera sistemática trabajando los tejidos blandos y focalizando la atención en los músculos que vayas a mover y sobre los que va a recaer el esfuerzo durante tu jornada de deporte. 

¿En qué se diferencia de otros masajes?

¿Cómo se realiza esta manipulación?  A través de diversos movimientos, el especialista en masajes emplea diferentes técnicas sobre tu cuerpo, como las caricias, la fricción, los deslizamientos, el amasamiento o pequeños golpes rítmicos que reactivan la circulación sanguínea y  relajan tu musculatura liberándola de la tensión acumulada. Así, el masaje deportivo también te ayuda a fortalecer tu flexibilidad, permite un mayor rango de movimiento articular y también reduce los espasmos musculares.

Beneficios del masaje deportivo

Los beneficios del masaje deportivo son incluso más amplios. Más allá de sus ventajas fisiológicas, los masajes deportivos te ayudan también a nivel psicológico. Equilibran mente y cuerpo, incrementando tu sensación de bienestar, disminuyen la excitabilidad neurológica -calma los nervios- e incluso mejoran tu conciliación del sueño. 

La ayuda de los masajes deportivos es inmediata, pero si bien un masaje general produce cierta sensación de placer, cierto es que estos masajes especializados te pueden llegar a doler mientras se está realizando o dejar secuelas temporales en los días posteriores en tu cuerpo debido a la presión ejercida sobre el mismo. Bebe mucha agua los días previos porque, de todos modos, no te arrepentirás. La sensación de recuperar la energía perdida y la relajación mental de desconexión que notarás durante y después del masaje, hará que merezca la pena.

Como no existe un momento concreto para realizarlo, el masaje deportivo te garantiza estar preparado tanto para salir a la cancha como sentirse recuperado tras una larga jornada de maratón. Puedes tener tu sesión de masaje deportivo antes de comenzar, durante el entrenamiento también, al terminar o incluso en tu rehabilitación. El masaje deportivo es versátil y se adapta a tus necesidades.

Además…¿sabías qué? El atleta Paavo Nurmi, conocido como ‘Flying Finn’ o ‘Filandés volador’, fue uno de los primeros en probar un masaje deportivo. En el mismo año que lo hizo, en 1924, ganó cinco medallas de oro en los Juegos Olímpicos de París. ¿Casualidad? Fuera como fuera, hoy ya es habitual entre deportistas. Apto para personas activas, liberar la sustancia que se asienta sobre los músculos, llamada fascia, es vital para liberar, cuerpo y mente, de las presiones musculares y del día a día.