AddToAny

¿Cómo los masajes pueden ayudar a conciliar el sueño?

Jun 2021
- Paula Martíns, Editora

Relajan cuerpo y mente, fortalecen la circulación sanguínea, mejoran el sistema nervioso, y hasta contribuyen a la digestión de nutrientes.

Dormir 8 horas ya no será un reto.

Descansar bien no es tarea fácil. Los problemas laborales, los personales o los sociales son tan solo algunas de las causas que impiden conciliar bien el sueño. Llega la noche y los pensamientos invaden tu cabeza, aparece la preocupación por las horas que te quedan hasta que suene el despertador o, incluso, notas como ese último café que te has tomado a media tarde ha hecho sus efectos. No existe una solución natural definitiva que te duerma al instante, pero sí técnicas y tratamientos que pueden ayudarte a dormir mejor y descansar plenamente cuando la luna nos saluda. Y los masajes son, sin duda, unas de las terapias favoritas para lograrlo.

 

 

Tu rendimiento está directamente relacionado con tu sueño. La cuantía de las horas que descansas es importante, pero la calidad es, incluso, más relevante para determinar los niveles de cansancio que tu cuerpo acumula. ¿Has notado que desde hace meses no consigues dormir tan bien como hacías antes? ¿Tienes más pesadillas? ¿Te despiertas a media noche?

Sabemos que, para muchas personas, dormir bien no es tarea fácil. Menos aún en pleno 2021. Si la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que a principios de 2020, antes del estallido de las circunstancias extraordinarias que revolucionaron la salud global, un 40 % de la población sufría trastornos del sueño, ahora este porcentaje ha incrementado notoriamente su cifra. 

Si ya parece un número elevado, tras las primeras consecuencias de la pandemia global de la Covid-19, la cifra ha aumentado. Las reacciones fisiológicas, los sentimientos que surgen a raíz de factores externos, el estrés, la ansiedad, los nervios; o incluso nuestras rutinas de alimentación y nuestros hábitos diarios del día a día. Todo lo que nos rodea afecta a nuestro bienestar y uno de los principales afectados es nuestro sueño.

Descansar bien es ahora más necesario que nunca. Buscar soluciones que nos ayuden a hacerlo para poder seguir nuestras rutinas con eficacia es tan necesario como sentirse bien para poder disfrutar del tiempo libre. 

Masajes que ayudan al descanso

Las soluciones contra este problema son también amplias y variadas, pero si hay una terapia natural que se ha erigido como favorita por su efectividad en la conciliación del sueño, esta es la realización de masajes. Esta técnica no solo resulta altamente placentera si no que distribuye la energía a lo largo del cuerpo, libera la tensión de los músculos retenida durante el día y logra alcanzar un intenso estado de relajación y desconexión tanto del cuerpo como de la mente. 

El cortisol, la hormona del estrés

Bajar el nivel de cortisol, la hormona que responde al estrés, es una de las labores más eficaces de los profesionales del masaje. Los expertos buscan las uniones de los huesos en los que se encuentran la tensión muscular y mediante pasos lentos y suaves trabajan sobre su superficie para relajar el interior.

Cuál escoger

Entre los masajes recomendados antes de dormir los predilectos son los relajantes.. Pero si de esta categoría hay que apostar por uno más específico, los masajes faciales  son perfectos para bajar la intensidad mental y aquellos que trabajan las extremidades del cuerpo, como la reflexoterapia podal, una de las técnicas más antiguas que existen y que suman una historia de más de cinco mil años de antigüedad. Estos últimos masajes, los relativos a las articulaciones corporales, ayudan al óptimo funcionamiento del organismo y consiguen focalizar la atención en las zonas trabajadas permitiendo a la mente alejarse de los pensamientos que le inundan durante el día.

Los beneficios de los masajes son infinitos: relajan cuerpo y mente, fortalecen la circulación sanguínea, mejoran el sistema nervioso, reducen y eliminan dolores musculares, aumentan las defensas, contribuyen a la digestión de nutrientes, eliminan toxinas… El proceso de recuperación puede ser al gusto y demanda de cada persona ya que la tipología de masajes que existe engloba un  amplio abanico de técnicas de relajación muscular en diferentes zonas del cuerpo perfectas para dejar de pensar antes de acostarse en la cama.

Para gozar de una experiencia más placentera y acentuar el proceso de desconexión pleno, se recomienda intensificar la sensación de placer combinando el masaje escogido con playlists de música relajantes o con la aromaterapia, un tratamiento transformador que, mediante diferentes aceites esenciales, calma por su olor y penetra en la piel como un elixir de relajación emocional infalible. 

 

 

 

 

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.  

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.