Por qué es bueno hacer un fitness break

Foto de Karl Muscat

AddToAny

Por qué es bueno hacer un fitness break

Ene 2022

Entrenar en el descanso del medio día aumenta tu productividad en el trabajo, entre otros beneficios.

 

Por qué es bueno hacer un fitness break

Foto de Garrett Butler

 

 

Ok. A veces, resulta realmente imposible sacar un hueco para poder escaparnos al gimnasio o hacer algo de ejercicio al aire libre. El trabajo, las prisas, las tareas de casa, y el ocio, por supuesto, hacen que dejemos de lado una parte de la rutina que tiene un evidente impacto positivo en muchos aspectos de nuestra vida. Pero si hasta los astronautas son capaces de hacer ejercicio en la Estación Espacial Internacional, ¿cuál es tu excusa?

Sea la que sea, se está instaurando una moda en materia de deporte que genera más beneficios que el de la práctica en sí. Hablamos del fitness break, que no es otra cosa que hacer deporte en la pausa del trabajo. Si ahora tu pregunta es si es mejor hacer deporte antes o después de comer, tu respuesta está en este link.

Pero, ¿por qué es una moda tan saludable la de hacer ejercicio a la hora de la comida? 

Fitness break, el por qué de sus beneficios

Los niveles de energía del organismo encuentran uno de sus puntos álgidos entre las 13.00h y las 16.00h de la tarde, por lo que la pausa de la comida coincide con un momento del día óptimo para hacer un ejercicio cardiovascular. 

Aunque también es muy saludable hacer deporte a primera hora de la mañana, con esta rutina de fitness break también encontramos otro modelo de organización interesante. Te permite estar concentrado las primeras horas de la mañana, las más productivas, y hacer un descanso más o menos en la mitad de la jornada. De esta manera, eres capaz de desconectar, despejar tu mente y evitar la sensación de día largo a la hora de terminar tu jornada laboral.

La liberación de endorfinas, además de hacer que te sientas mejor, también favorece tu productividad. Al tener mejor humor, te ayuda con la destreza y capacidad de desenvolverte. Además, reduce el estrés.

Incluso algunas empresas, en vez de hacer comidas de trabajo, lo plantean como un fitness break para hablar de manera mucho más informal sobre asuntos laborales. 

Sí que te da tiempo

Vale, igual no te da tiempo a correr 15km o hacer una sesión de Crossfitt, pero cantidad no significa calidad en este caso. Los HIIT -entrenamientos de alta intensidad organizados en intervalos- han demostrado que 15 minutos al nivel adecuado, pueden tener los mismos efectos que 1h de deporte moderado. Nos referimos a que favorece el consumo de calorías durante las siguientes 48 horas después de la sesión. 

Además, el HIIT te ofrece una infinidad de posibilidades, ya que puedes adaptar los intervalos a cualquier actividad: bici, running, caminata,... 

¿Cuándo y qué comer?

Los expertos recomiendan ingerir algo bastante energético unos 45 minutos antes de entrenar. Las mejores opciones, un plátano y algunos frutos secos, como nueces. Reserva la comida para cuando hayas terminado de entrenar, y encárgate de que este sea equilibrado. Y muy importante, no olvides beber agua antes, durante y después del entrenamiento. 

Ahora que ya conoces el fitness break y todas las oportunidades que te ofrece, tanto a nivel laboral como personal, ¿te atreves a probarlo?