AddToAny

Los hammams: oasis de pura relajación

Jun 2021
- Paula Martíns, Editora

Spas, salas de relajación, saunas, varias piscinas con agua de diferentes temperaturas. Descubre cómo son los hammans o baños turcos.

Un placer para los sentidos

El sonido de las cascadas de agua, la sensación del frío y del calor sobre tu cuerpo, el aroma del té o la luz que entra por los coloridos mosaicos musulmanes. El propósito de un hammam es claro: desconectar para luego volver con energía y conectar. Apunta una nueva experiencia a tu lista, teletranspórtate a Turquía sin salir de España y conoce de primera mano cómo es un verdadero baño turco. Sumérgete de lleno en sus tradiciones. Tienes varios diferentes disponibles para visita a lo largo de toda la geografía española: desde Madrid hasta Córdoba o Sevilla.

Relajarse en un Hammam
Relajarse en un Hammam

 

El frenético ritmo de vida de las ciudades y la aparición de las nuevas tecnologías nos ha llevado a un estilo de vida en el que parece que la evasión y la desconexión de nuestros problemas diarios no tienen cabida en nuestro día a día.

Estar pendiente de las redes sociales, de contestar una llamada, de ir a la compra en el descanso del trabajo o de no perder el autobús. Las tareas autoimpuestas de nuestras rutinas a menudo nos generan una sensación de malestar que puede terminar derivando en problemas mayores, como el estrés o la ansiedad. Para evitar llegar a este límite, o si lo que buscas es reducir tus niveles de estrés, debes saber que, en pleno centro de muchas de las ciudades de las capitales españolas, existe una alternativa de evasión y relajación que, puede, todavía no conozcas.

Y te aseguramos: funciona. ¿De qué hablamos? Se trata de los hammams o baños turcos, un auténtico oasis de tranquilidad. En su día, los baños turcos nacieron con el objetivo de ser estancias en las que la población musulmana realizaba diferentes rituales para lograr, a través de la limpieza de sus aguas de vapor, la pureza corporal y espiritual. Su presencia fue extendiéndose por las culturas del Oriente Medio como punto de reunión social y de higiene, pero también se han posicionado como enclaves arquitectónicos de referencia por su increíble diseño.

Los hammams actuales ocupan un espacio original histórico de la cultura árabe y, otros, reproducen la estética de los hammams del pasado, adaptando su diseño a la cultura contemporánea pero manteniendo algunos elementos imprescindibles como las cúpulas que dejan traspasar la luz, los mosaicos, las fuentes o las salas divididas, únicamente, por pasillos.

Hammams: todo lo que encontrarás en su interior

Así, en pleno siglo XXI, su legado se ha trasladado a lo largo de la geografía del globo terráqueo para posicionarlos como uno de los espacios más idóneos para dejar de lado los problemas y alcanzar la evasión absoluta. Pero, ¿qué te encontrarás en el interior de un hamman? Si el precio de la entrada ya incluye servicio de vestuario con ducha y en ocasiones hasta secador del pelo, productos de higiene personal te explicamos en qué consiste el circuito de evasión de los hammans.

Continúa leyendo porque, te aseguramos, vas a querer reservar ya tu cita en uno...

Jardines de agua

En los hammams puedes reservar diferentes servicios, entre los que encontrarás masajes de variados estilos que te ayudarán a completar la experiencia, pero lo que sí verás serán los jardines de agua.

Los jardines de agua de los hammans definen el conjunto de diferentes piscinas de su interior, en las que encontrarás temperaturas diferentes que pretenden lograr el equilibrio y la armonía corporal de tu cuerpo. Así en este circuito podrás visitar la piscina de agua templada, que estará a una temperatura media de 36 grados suficiente para que alcances la evasión. Tras esta experiencia podrás optar por bañarte en la piscina de agua caliente o en la de agua helada, dos opciones que te ayudarán tanto a descongestionar la tensión de tu cuerpo como a estimular la circulación.

Spa

El spa es una estancia fundamental en los hammams ya que el calor de su interior produce sudor y, el sudor, es fundamental para liberar toxinas y limpiar el cuerpo. Encontrarás junto a las piscinas spas en los que combinarás tu paso por los diferentes jardines de agua con el calor y el vapor del spa. Una experiencia que despierta absolutamente todos tus sentidos.

Salas de relax

Además, la temperatura del hammam te permite realizar descansos entre unas estancias y otras sin pasar frío. También en su interior hay salas de relajación y descanso en las que podrás sentarte a tu paso por el circuito en sillones o tumbonas que acompañan a una mesita en la que puedes disfrutar de una taza de té, a menudo de hierbabuena.

Servicios de masajes, rituales y vivencias

Más allá de tu paso por las diferentes piscinas, podrás también contratar diversos servicios de masajes y rituales impartidos por profesionales que trabajan en los hammams. Despertar los cinco sentidos es posible en estos espacios. Por este motivo, estas estancias o lugares te ofrecen diferentes combinaciones de masajes que despertarán todas tus sensaciones. Puedes contratar masajes con diferentes aceites, masajes sobre camas de piedra con jabones espumosos y otros muchos servicios que encontrarás entre las ofertas de los diferentes hammam.

 

 

 

 

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.  

Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar. Parar. Pensar. Decidir. Vivir. Imaginar. Proyectar. Crear. Disfrutar. Desconectar.