AddToAny

Pautas para romper una relación de pareja

Jun 2021
- Paula Martíns, Editora

Llegó el momento de decir adiós a la complicidad con una conversación que ponga el punto y final a vuestra historia. Te damos los consejos que necesitas para pasar página.

Pautas para tener la conversación definitiva

Nadie dijo que fuera fácil, pero sí necesario. Embarcarse en una relación exige seguir unas pautas para ambos miembros de la pareja que deben ser acordadas por los dos, entendidas y respetadas. Bien sea un acuerdo monógamo o no, el mayor valor añadido de cualquier relación es siempre la confianza, pero, ¿qué sucede cuándo desaparece? ¿y cuando se acaba el amor?  La respuesta es fácil: todo cae en picado. Lo que en un principio nació de la pasión y de la ilusión puede llegar a convertirse en rabia y toxicidad de inmediato. Porque del amor al odio hay solo un paso y para que esto no suceda debes tener esa charla final con delicadeza.

 

Durante el año 2020, un total de más de 95 mil parejas se separaron, pidieron el divorcio o la nulidad. Aunque los datos son menores que años anteriores siguen siendo cifras grandes. Y es que los motivos para dar por finalizada una relación son tantos como variados. Incluso la fecha de caducidad de una relación de amor llega, a veces, repentinamente y sin pérdida de confianza. Y cuando esto sucede, de verdad, que ya no hay vuelta atrás. La esperanza hace que lo intentemos una y otra vez, que demos segundas y terceras oportunidades o que incluso nos convenzamos de que si en un principio todo era de color rosa con mariposas, con el paso del tiempo, esta tonalidad debería coger intensidad y no perderla. Nos equivocamos.

Encontrar a una persona que te complete es mucho más difícil de lo que crees: tiene que encajar con tu personalidad, tus gustos, tus manías. Debe aceptar tus virtudes, pero aún más tus defectos. Y si no lo hace, no es ella la que debe acompañarte en el camino. Porque el amor nunca debe doler. Si duele, no es amor.

 

 

Si estás seguro de que no es un bache ni una crisis emocional, tienes que tomar una decisión cuanto antes. Es normal que aparezca miedo, pero en eso consisten las relaciones: en arriesgar. Por eso, llegados a este punto y final, cuando estás seguro de lo que necesitas y de lo que no, aparece una cuestión definitiva para cuando llega el cierre de una relación: ¿cómo dejarla? Le quieres, pero no del mismo modo que le querías -o pensabas que le querías- al principio, le tienes mucho cariño, habéis vivido cosas únicas y compartís tantas anécdotas que se te haría raro no tenerla más en tu día a día.

Debes ser empático y asertivo, pero contundente en tu decisión

Pues del mismo modo que en un trabajo una persona  de tu trabajo debe ser empático con la persona que va a despedir o al indicarle instrucciones de cómo se deben realizar las tareas, tú también debes ser sutil pero honesto con tu pareja. Necesitaréis un tiempo de reflexión, puede que pongáis distancia, pero si los dos conseguís llegar a un entendimiento es posible que en un futuro hasta seáis amigos.

Sabemos que dar ese paso es difícil ya que en muchas ocasiones intervienen otros factores sociales, familiares o económicos entre vosotros, pero ten presente que dar portazo a algo que no funciona y liberarse de ese sentimiento que te persigue todos los días será a largo plazo mucho más satisfactorio que continuar viviendo una mentira. Por eso debes ser empático y asertivo, pero contundente en tu decisión. 

Explícale las razones, muéstrale tu afecto, cuéntale qué es lo que te sucede, qué ha cambiado y, aunque probablemente al principio sea un shock para ambos, intenta mostrarle tu apoyo. El amor a veces se acaba y los restos que quedan no son más que cariño y costumbre. Ya sabes lo que dicen: donde hubo fuego cenizas quedan. Lo que tienes que tener claro es si esas cenizas siempre se van a quemar, o es momento de barrerlas.

 
 
 

Descubrimiento. Atracción. Deseo. Imaginación. Placer. Complicidad. Conexión. Amor.  

Descubrimiento. Atracción. Deseo. Imaginación. Placer. Complicidad. Conexión. Amor.