La inteligencia, importa

Foto de Corkunj Parekh

AddToAny

La inteligencia, importa

Ene 2022

 ‘Hay que follarse a las mentes’, Dante en Martín (Hache).
 

 

 

"Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve, que vale la pena conocer. ... Hay que follarse a las mentes."  

Y qué razón la de Dante (Eusebio Poncela en Martín hache) cuando hacía esta declaración de intenciones. Sin duda, la mente es el motor de atracción más poderoso para muchos. Pero hay quienes elevan este concepto hasta el punto de encontrar el interés sexual en las cualidades intelectuales de otras personas. Hablemos de la sapiosexualidad. 

¿Qué es la sapiosexualidad?

A menudo sentimos atracción por personas inteligentes, ya sean amigos, pareja o compañeros de trabajo. Esto encuentra sentido en el plano evolutivo, pues era mucho mejor elegir un compañero de vida capaz de identificar y resolver problemas de supervivencia.

Esta capacidad de alertar a no comer la baya equivocada, se ha mantenido hasta nuestros días en otros términos. Además de las personas que buscan una pareja inteligente o inquieta por el puro hecho de obtener satisfacción emocional, también hay otras que buscan el intelecto en los demás como medio de excitación sexual. Es entonces cuando podemos hablar de la sapiosexualidad.

En resumidas cuentas, la sapiosexualidad es una identidad sexual que recoge a aquellos que sienten excitación por la inteligencia. Mientras que algunos se encienden por un físico, por el estatus social, por el poder o la riqueza, para los sapiosexuales no hay otra cosa que les excite más que el intelecto.

No entiende de géneros

La sapiosexualidad no entiende de géneros, es decir, no pretende una clasificación de orientación entre quienes se sienten atraídos romántica, emocional o sexualmente por personas de un género diferente, y quienes se sienten atraídos por personas de la misma identidad de género. En oposición a lo que ocurre con la hererosexualidad, bisexualidad u homosexualidad, la atracción por la inteligencia es absolutamente independiente del género, y puede convivir con otro tipo de orientaciones sexuales e identidades.

Una relación con otros tiempos

Cuando hablamos de una relación normativa, pasar a lo sexual de forma rápida puede funcionar bien. Pero conocer realmente una persona de forma intelectual requiere más tiempo y puede hacer que la excitación se tome su tiempo hasta haber conectado por completo con la persona. Este es el quid de la cuestión en relaciones sapiosexuales.

 

 

Mostrar curiosidad, preguntar y prestar mucha atención a los detalles determinará que la relación funcione. Importante, no demos por hecho de que las personas sapiosexuales disfrutan de todos los temas intelectuales. Dediquemos tiempo a conocer qué es lo que realmente lo enciende para poder disfrutar.

Es importante que también compartas tus preferencias. La estimulación intelectual en ambas direcciones puede ser un buen punto de excitación.

¿Cómo excitar a un sapiosexual?

Como en cualquier tipo de relación sexual, lo vital es comunicar qué funciona y qué no para ambos. En los juegos previos se sacrificará el contacto físico para mantener un debate o una conversación sobre algún tema estimulante.

Si no eres sapiosexual, pero sí lo es tu pareja, trata de encontrar un libro o tema que sea estimulante para ambos. Tal vez podáis debatir sobre el origen del erotismo o leer un libro sobre arte erótico.