Foto de Mariko Kusumoto

AddToAny

Semillas para regular el ciclo hormonal

Dic 2021

El seed cycling es un remedio de la medicina alternativa y natural que regula los niveles de estrógeno y progesterona a través del consumo de semillas.

 

Seed cycling, el ciclo de semillas de la regulación hormonal

 

¿Qué es el seed cycling?

¿Cómo influyen las semillas a tus hormonas?

Semillas de lino y calabaza para la fase folicular

Semillas de sésamo y girasol para la fase lútea

¿Cómo consumirlas?

 

Las han catalogado de superalimentos, las han puesto de moda, y han hecho que las comamos hasta en la sopa -literal-. Las semillas ya han pasado a formar parte de nuestro imaginario gastronómico healthy, pero no ha sido hasta ahora cuando la han conectado con la regulación del ciclo menstrual. 

¿Que es el seed cycling?

Efectivamente, nos referimos a que comer semillas de lino, calabaza, sésamo o girasol en diferentes momentos del ciclo menstrual, equilibra ciertas hormonas y aporta beneficios en la menopausia y la fertilidad. Y aunque aún no existe un fundamento científico que soporte esta práctica, sí que es posible justificar la elección de las semillas, las propiedades nutricionales que tienen y en qué nos pueden ayudar.

Cuando hablamos de seed cycling nos referimos al ciclo de semillas. Un remedio de la medicina alternativa y natural, que tiene como objetivo el equilibrio de los niveles de estrógeno y progesterona a través de la ingesta de lino y calabaza durante la primera mitad del ciclo menstrual, y semillas de girasol y sésamo durante la segunda mitad. 

¿Cómo influyen las semillas en las hormonas? 

Por supuesto, no es un tratamiento milagroso y cortoplacista. Se trata de acompañarlo de constancia, una buena alimentación, ejercicio y niveles de estrés controlados. El método aparece como gran ayuda para mujeres con desequilibrios hormonales mediante el complemento de nutrientes necesarios para el ciclo. 

Semillas de lino y calabaza para la fase folicular

La fase folicular, la primera del periodo que dura unos 13 o 14 días, es en la que se aumenta la producción de estrógenos y comienza la preparación del útero. Los defensores del seed cycling, recomiendan tomar semillas de lino y calabaza en esta fase. 

El lignano es un componente del lino que ayuda a eliminar el exceso de estrógeno de nuestro organismo, lo que calma los síntomas premenstruales, dolores de cabezas e hinchazón. Incluso hay estudios de cómo este componente actúa en la microbiota intestinal para prevenir el cáncer de mama.

Por su parte, las semillas de calabaza aportan zinc, que protege los ovarios y el sistema reproductivo en general. Además, ayuda a la formación de cuerpo lúteo, una de las hormonas principales en la mujer.

Semillas de sésamo y girasol para la fase lútea

Es la que va justo después de la ovulación. En esta recomiendan el consumo de semillas de girasol y de sésamo. Ambas son ricas en omega 3, escasa en nuestra dieta general, que promueve el flujo sanguíneo. 

Las semillas de girasol aportan la vitamina E, ligada a la progesterona. Una hormona que se ha demostrado que contribuye a la disminución del síndrome premenstrual. 

El sésamo también contribuye a reducir el exceso de estrógeno que tenemos en nuestro organismo por el consumo de comida procesada y el estrés. 

¿Cómo consumirlas?

El método más extendido recomienda tomar 1 cucharada de semillas de lino y calabaza recién molidas al día durante los primeros 14 días del ciclo menstrual o fase folicular.

Durante la segunda mitad del ciclo o fase lútea, se recomienda tomar una cucharada de semillas de girasol y sésamo molidas cada día hasta el primer día del siguiente periodo, cuando el ciclo empieza de nuevo.

Aunque no es necesario hidratarlas, se recomienda que aquellas personas que tengan algún problema digestivo las pongan en agua la noche anterior para activarlas. Se pueden consumir directamente en cucharadas o añadirlas a la ensalada, yogur o cualquier comida.

Fuentes: Healthline y @asivivefercci