Con el foco en el suelo pélvico

Fotografía de Henry&Co

AddToAny

Con el foco en el suelo pélvico

Feb 2022

La patología de suelo pélvico supone un 30% de la cirugía ginecológica en España. Y sin embargo, ha sido invisibilizada durante muchos años
 

Con el foco en el suelo pélvico

 

Parece un boom: muchas revistas femeninas, cabeceras nacionales, blogs y todo tipo de redes sociales están hablando de él. El suelo pélvico está compuesto por los músculos, fascias y ligamentos que cierran nuestra pelvis por la zona inferior. Contra todo pronóstico, se encuentra en hombres y mujeres -aunque estas últimas suelen sufrir más patologías por la función reproductiva-, es una parte flexible que soporta todo el tronco y, por tanto, conviene mantenerla a tono.

Invisibilizado durante mucho tiempo, fruto del sesgo del género en la ciencia, ahora es cuando está empezando a cobrar el protagonismo que merece. 

¿Por qué es importante su atención?

Yolanda Castellano es Fisioterapeuta del Centre de Fisioteràpia Acros en Badalona y profesora asociada de la UAB, y asegura que estudiarlo, cuidarlo y tratarlo es imprescindible para un buen funcionamiento de elementos vitales: ‘Si el suelo pélvico se trabaja bien hay menos riesgo de tener incontinencia urinaria, urgencia miccional, problemas defecatorios (como estreñimiento o pérdidas de gases o heces), una buena y satisfactoria función sexual y procesos de parto más seguros’, nos cuenta.

Prevenir antes que curar

Ya comentamos que en cuestiones de fisioterapia, es mejor prevenir que curar, hecho que se reafirma en materia del suelo pélvico, pues es la mejor manera de asegurarnos una mejor calidad de vida. ¿Y cuándo? A cualquier edad. “La promoción de la salud o la cultura sanitaria deben formar parte del conocimiento de la población en general. Una sanidad paternalista no beneficia ni al personal sanitario ni a la ciudadanía. Como pacientes debemos tener una participación activa en nuestra salud, cuidarnos e intentar prevenir. Es la mejor manera de procurarnos una buena calidad de vida”, asegura Yolanda Castellano.

Problemas frecuentes

La patología de suelo pélvico supone un 30% de la cirugía ginecológica en España. Como decíamos unas líneas más arriba, son mucho más comunes en las mujeres que en los hombres, por lo que el parto y el embarazo son el mayor factor de riesgo a la hora de tener algún problema de este tipo. 

Además, el dolor pélvico y las relaciones sexuales no satisfactorias, son otra de las dos razones más comunes en contsulta. Nos cuenta Yolanda, que el dolor pélvico también puede derivarse de otra patología olvidada por la ciencia, la endometriosis: ‘ La prevalencia es alta y muchas mujeres sufren dolores años y problemas en su ciclo menstrual, sin que pueda diagnosticarse de manera temprana ni tratarse adecuadamente’.

Cómo empezar a trabajar el suelo pélvico 

Antes de nada, si sientes algún dolor o anomalía, el primer paso es consultar con un especialista en ginecología. Yolanda Castellano, nos aconseja utilizar un espejo para localizar todas las estructuras antes de empezar a trabajar, para ser más conscientes de su fisonomía: labios mayores y menores, clítoris, orificio de la uretra, vagina y recto.

En el caso de que todo esté bien, le hemos preguntado por algunos ejercicios para empezar a trabajar el suelo pélvico ahora y desde casa, y esto es lo que nos ha dicho:

  • Realizar contracciones de suelo pélvico (ejercicios de Kegel) sin generar molestias es una buena manera de empezar. Debes sentir cómo la musculatura se contrae y asciende, sin la necesidad de activar otra como glúteos o abductores
  • Realizar ejercicios de estabilización global de abdomen y zona lumbar. Un buen suelo pélvico no solo depende de sí mismo. Para todo funcione correctamente, es necesario que toda la pelvis, la zona lumbar y abdominal funcione correctamente