Vivir

La pasión de vivir

Lo placentero se entiende en amplio espectro en nuestro universo. Lo elevamos a un hedonismo vanguardista extensible a todos los aspectos de lo cotidiano. Pon pausa, observa, fluye, … el bienestar se encuentra ahí donde tú estés dispuesto a disfrutarlo. No entiende de límites. Encuentra el sentido de tu vida en cada lugar que visites, cada mirada, cada latido… Inspira y expira: lo tienes ahí delante. Sólo es cuestión de contar con las herramientas para descubrirlo. Otorga significado a cada segundo del reloj, escucha tu cuerpo y derriba tus barreras Aquí hablaremos de rendirnos al descanso o a gritar de emoción cuando realmente valga la pena. A disfrutar de una buena experiencia gastronómica, de un viaje inesperado o de entender por qué reaccionamos de la manera en que lo hacemos. Olvidamos las censuras. Se trata de construir tu vida desde el disfrute cotidiano. Vive, y no te olvides de hacerlo con intensidad.

Este espacio es para hablar de la vida hedonista. De los aspectos por los que a veces pasamos de puntillas, sin recapacitar sobre el poder que tiene sobre nuestro bienestar. Aquí encontrarás muchas respuestas, aunque estas te lleven a hacerte otras muchas preguntas. 

El hedonismo vanguardista no se entiende sin llevarlo al plano de su máxima expresión. Búscalo en lo que comes, en lo que ves, en lo que te pones, en lo que experimentas, o en cómo gestionas tus emociones. Abrázalo. Vívelo todo con el único propósito de disfrutarlo. Mira con la curiosidad de quien mira las cosas por primera vez y experimenta todas las emociones que producen los elementos de tu entorno. La vida está para vivirla, no te quedes con las ganas. 

Que se te erice la piel cuando sientas conexión, que te brillen los ojos cuando sepas que estás en el camino correcto y que hagas lo que quieras por delante de lo que debes hacer.