Hablando de lo placentero con…

Fotografía de Daria Shevtsova

AddToAny

Plantas Luego Existes: ‘cuando estamos regando, limpiando y colocando todas nuestras plantas no existe nada más para nosotros’

Abr 2022
- Lifeful, Staff

Aseguran que  ‘una vez que te pica la curiosidad, ya no hay vuelta atrás’

 

Hablando de lo placentero con…

Foto de Pexels

 

Ya pensábamos que lo habíamos visto todo en materia de servicios: desde los más excéntricos como el que existe en japón para pedir disculpas en tu nombre cuando no eres capaz, hasta la plataforma que es capaz de llevar el bienestar allá donde estés. Paseadores de perros, salvadores de comida antes de que sea desperdiciada…

Pero todo el sector servicios dio una sacudida en nuestro imaginario, cuando paseando el domingo por el rastro vimos un cartel que rezaba: ‘guardería para plantas’. Wow. Ya te habíamos hablado sobre lo placentero de las plantas y lo beneficioso a nivel psicológico que puede ser cuidar de estos pequeños seres vivos, pero esto nos pareció otro nivel.

No dudamos en ponernos en contacto con los artífices de este concepto que aúna el mundo de las plantas y el amor por las antigüedades. Irene, Antonio y Javier gestionan este rinconcito verde donde, nada más que por sentirte en un pequeño amazonas durante unos minutos en pleno Rastro, merece la pena entrar.

Hablamos de lo placentero con los creadores de ‘Plantas luego existes’, un espacio donde las plantas y el bienestar se anteponen a todo lo demás.

 

Definís ‘Plantas luego existes’ en vuestra web como un lugar vivo y de intercambio. Explicarnos, ¿qué sois?

Somos una expendeduría de bienestar y felicidad, que es lo que aportan las plantas a nuestras vidas. Además, y desde luego, un lugar de encuentro para los amantes del verde, de charla y de intercambio de experiencias plantiles.

 

¿Cómo surge la idea de mezclar dos disciplinas como son las antigüedades y las plantas?

Encontramos en el Rastro de Madrid el local con el que soñábamos para nuestra plantería, y teniendo los vecinos anticuarios que tenemos, una cosa llevó a la otra. Todo el mobiliario que hay en nuestra tienda está a la venta. 

 

El cuidado de las plantas, ¿es algo que viene de familia o lo habéis descubierto con el tiempo?

Cuidar, mimar y todo el cuidado de las plantas es algo que siempre hemos visto en casa haciendo a nuestras madres y abuelas, aunque durante mucho tiempo no le dimos importancia. En algún momento comenzó a interesarnos todo este universo, y entonces vimos la luz. Una vez que te pica la curiosidad y descubres lo que te aporta el cuidado de las plantas, ya no hay vuelta atrás.

 

Pese a que el mundo de las plantas lleva existiendo toda la vida, en los últimos años ha habido una explosión en redes y están por todos lados. Salones de revista llenos de plantas, canales de youtube para ayudarnos a esquejar, …¿Por qué creéis que tienen ahora tanta presencia?

Se suele decir que el confinamiento que nos obligó a vivir de puertas adentro durante unos cuantos meses, hizo que nos diéramos cuenta  que nos gustaba pasar el día en un entorno bonito. Con plantas, a nuestro parecer, el espacio era mucho más bonito. No sabemos si ese ha sido el verdadero motivo de la explosión de la que hablas, pero lo que está claro es que ahora hay muchas más aficionadas y aficionados a las plantas que antes. En cuanto a las revistas y canales de youtube no creemos que sean ellos los que marcan la moda, sino que se han subido a la corriente plantil que va conquistando cada vez a más hogares.

 

En Lifeful creemos en un placer hedonista donde cabe la cultura, el arte, las relaciones y el bienestar.  ¿Qué es para vosotros el bienestar? 

El bienestar es paz interior y exterior... Es un ahora, un estar agusto con uno mismo, una pausa.

 

El plantfulness es un concepto que ha aparecido en nuestras vidas que, básicamente defiende la idea de conectar con el presente mediante el cuidado de las plantas. Como expertos en la materia, ¿creéis en el concepto?¿Por qué?

Te puedo asegurar que en ¡Plantas Luego Existes’ cuando estamos regando, limpiando y colocando todas nuestras plantas no existe nada más para nosotros. Nos encontramos en una especie de burbuja en la que no tiene cabida el ruido exterior y que atrapa a todo aquel que entra en la tienda. Si eso es o no plantfulness no tenemos ni idea, pero nos pasa.

 

¿Cómo pueden ayudarnos las plantas como complemento terapéutico? En concreto, ¿cómo os hace sentir a vosotros?

Contemplar algo bello siempre mejora nuestro humor. Tener el deber de cuidarlo nos ordena y da sentido, ver cómo nuestros cuidados dan frutos nos reconforta y satisface... Son muchos los beneficios que nos reporta y hace sentir el tener plantas.

 

¿Os han ayudado las plantas a superar algún momento complicado de vuestra vida?

Sin ser la panacea, sí claro. Por ejemplo, nos han ayudado a sobrellevar tiempos de soledad no querida. Hacen mucha compañía.

 

Reza en el escaparate de vuestra tienda que tenéis guardería para plantas. ¿Tenéis mucha demanda? ¿Cómo acoge la gente vuestro servicio?

A tenor por el número de fotos que le hacen al cartel es todo un éxito, luego ya la demanda es menor. Ahora en serio, la acogida de este servicio que ofertamos ha sido buenísima. A la gente le sorprende y nos felicitan por la idea de facilitarlo.  No hay nadie que tenga plantas en casa que no se haya visto alguna vez en un apuro al no saber quién cuidaría de ellas durante unas vacaciones y, también, al no saber si se las sabrán cuidar bien. A nosotros nos las pueden dejar en la tienda o si tienen gran cantidad nos pueden dejar las llaves de sus casas para que vayamos a regarlas. Esta segunda opción es la preferida de quienes viven cerca.

 

Un consejo para aquellos que nunca hayan cuidado de una planta

Que no tengan miedo a toquetearla y a tratar de conocer sus necesidades observándola. No es tan difícil.

 

¿Os acompaña otra pasión en vuestros días dedicados a las plantas?

Vemos plantas por todos lados, por lo que no sabemos si es más obsesión que pasión lo que tenemos con ellas. En cualquier caso, tenemos muchas otras aficiones y pasiones en la vida. Sobre plantas siempre estás aprendiendo cosas y eso hace que tu curiosidad esté bien entrenada y si eres curioso es fácil que con cada descubrimiento nuevas pasiones estén a la vuelta de la esquina.

 

¿Nos recomendáis un libro, una canción y una primera planta para cuidar?

El herbario de Emily Dickinson, editado por Ya lo dijo Casimiro Parker. Es un libro que aúna una recopilación de flores silvestres y poemas que giran en torno a árboles, plantas y flores. Luego, música clásica a gran volumen, que es perfecta cuando estás trasteando con plantas. Como primera planta, en plan novatos, alguna muy resistente y de rápido crecimiento para que nos anime. Por ejemplo, un pothos. Para darle algo de originalidad, un pothos neón podría estar bien.